“NO LOGRO BAJAR DE PESO”

5 errores que podrías estar cometiendo

Hoy quiero hablarte a vos, que sentís que estás haciendo “todo bien” y, sin embargo, no notás los resultados. ¿Sos de esos que se preguntan “por qué, si como sanito”, sigo con sobrepeso? Dejame contarte, cortito y al pie, cinco de los errores más frecuentes que cometemos aunque creamos que vamos en la dirección correcta.  

  1. Exceso de grasas buenas 

Recordá siempre que, todo lo que consumas en exceso, el cuerpo lo guarda. ¡Por más sanito que sea! Así que, si te hiciste fan de la palta, los frutos secos, las semillas, el aceite de oliva o el salmón, recordá regular las porciones. 

  1. Exceso de carbos buenos

¡Lo mismo! Si a todo lo ponés avena, o duplicás tu porción de fruta recomendada, van a entrar a tu cuerpo más carbos de los que van a salir. Es matemático. 

  1. Mala hidratación

La bebida por excelencia es el agua, y el cuerpo la necesita para llevar adelante todos sus procesos metabólicos. Más allá de todo el líquido que consumas en infusiones, ¡tomá agua!

  1. Falta de actividad física

Es cierto que cualquier movimiento es bueno para el cuerpo, pero no por eso tenemos que conformarnos con hacer un poquito de actividad física moderada de vez en cuando. El 30% de tu plan tiene que ser una ejercitación acorde a tu estado físico, a tus posibilidades, a tus gustos ya  tus objetivos. A moverse de la zona de confort. 

  1. Poco descanso

Cuando dormimos, el cuerpo entra en boxes y organiza todo lo necesario para continuar. Pero, por la forma en que vivimos en la actualidad, solemos quitarle horas a la noche para terminar lo que no pudimos en el día. ¡No lo hagas! La energía que no recuperes durmiendo, probablemente vayas a buscar la a la heladera. 

Muchas de estas cosas las hacemos sin darnos cuenta, o inclusive convencidos de que son un camino adecuado para mejorar nuestra salud. Así que no te castigues si descubrís que algún punto te toca de cerca. Por el contrario, transitalo, tomá nota y recalculá; que todo, en #MarchettiRules® y en la vida, es constante aprendizaje. 

Deja un comentario