ALIMENTACIÓN Y TRABAJO

Por qué una buena nutrición puede repercutir en el ámbito profesional.

No me canso de decir que tenemos que corrernos de los estándares culturales. Y uno de ellos, tal vez el que más daño nos hace, es el de creer que debemos salir a buscar un cambio en nuestra alimentación cuando nos lo pide la balanza. O peor aún, la salud.

La alimentación es la base de todo, nuestro combustible más sagrado. Y debiera ser lo que antecede a la enfermedad, no lo que la cura. Los beneficios de una nutrición equilibrada repercuten en la salud, la estética, la vitalidad y el rendimiento, tanto físico como mental. Por esto último es que puede ser una gran aliada, también, en nuestro rol profesional. Alimentación y trabajo pueden, y deben, ir de la mano.

Tomá nota de algunos de los beneficios que una buena alimentación puede traer en el trabajo:

  • Mejora la capacidad de atención y optimiza los tiempos de resolución de problemas.  
  • Reduce el cansancio crónico y aumenta la energía disponible.
  • Favorece a la creatividad, la innovación y el manejo de los momentos de crisis.
  • Repercute favorablemente en la motivación y el humor.
Que comer «al paso» junto a la computadora no sea una excusa para comer mal

¿Qué pasa, entonces, cuando esos cambios se dan a nivel grupal, en un ámbito corporativo?

Las empresas que deciden apostar por el bienestar nutricional de sus empleados, capacitándolos en una mejor educación alimentaria, fomentando la actividad física en el ámbito laboral e invitando a romper con el sedentarismo de las largas horas frente a la computadora, suelen obtener resultados tan positivos como un menor ausentismo por enfermedad, un vínculo más cercano entre los empleados, mayor resolución de problemas en equipo, un incremento en la proactividad y un mejor clima laboral.

Si sos empleado, te invito a que lleves estas ideas a tu grupo de trabajo. Si sos empleador, que te animes a implementarlas en tu empresa. La buena alimentación tiene que cruzar fronteras, entrar en todo ámbito posible, ser contagiosa y expansiva. Solo así vamos a llevar al mundo hacia el nuevo paradigma nutricional que tanto necesita. Hagámoslo juntos.

Deja un comentario