TU NUEVA LISTA DE COMPRAS

Qué no puede faltar en tu cocina para emprender un cambio.

El primer paso del cambio nutricional está dentro de tu cabeza. El paso inmediatamente posterior suele darse en las alacenas, en la heladera… ¡en la lista de compras! Porque si tu cocina está ordenada y tenés, al alcance de la mano, alimentos acordes a tu objetivo, todo es más sencillo.

¿Qué tiene que tener una buena lista de compras? Esta primera respuesta es la que más tenés que recordar: ¡alimentos reales! Es decir, todos aquellos que no vienen en un paquete, que no acusan una lista enorme de ingredientes, que hubiesen conseguido nuestros antepasados: frutas, legumbres, hortalizas, carnes, cereales enteros.

Una buena idea para empezar a familiarizarse con ellos y dejar de lado los productos ultraprocesados, es hacerse más amigo de los mercados, hoy tan en boga. Más mercados y menos supermercados, podríamos decir. Más feria y menos góndola.

Y si la falta de tiempo se te está cruzando en la cabeza, no te pongas excusas. Cada vez son más las verdulerías, granjas, dietéticas y pescaderías con venta online y entregas a domicilio.

¡Más mercados, menos góndolas! Cuanto más colorida y real sea tu alimentación, mucho mejor.

Ahora, vamos a los detalles ¿Qué no puede faltar en una lista de compras que revolucione tu forma de comer? Te propongo que recuerdes 4 ítems fundamentales y, que partir de ellos, empieces a diseñar tu nueva alimentación.

  • Proteínas magras, como carnes, pescados, huevos, quesos y ricota. Si no consumís productos de origen animal, podés ver acá cuáles son las proteínas ideales para vos.
  • Cereales y legumbres, como quínoa, avena, lentejas, arvejas y distintos tipos de porotos.
  • Frutas y hortalizas, siempre priorizando lo que esté en estación. Y logrando un equilibrio entre verduras de hojas verde y hortalizas coloridas, para una mayor variedad de nutrientes.
  • Grasas de buena calidad nutricional, proveniente de frutos secos, palta, semillas y aceites vegetales, principalmente de Oliva.

Te dejo esta lista de compras en Pinterest, para que la lleves siempre en tu celu.

De acuerdo a tus rutinas y tu tiempo en la cocina, los alimentos podés comprarlos frescos, para usar en el momento, o bien recurrir a opciones mínimamente procesadas, como enlatados o congelados, en donde los nutrientes no se ven afectados y a vos se te simplifica un poco la vida.

¿Lo más importante? Poner primera y comprometerse con el cambio. La lista de compras es solo uno de los primeros eslabones.

¿Querés más info? Te invito a conocer nuestra Guía de compras, con información sobre lectura de etiquetas y productos recomendados en cada grupo de alimentos.

Deja un comentario