VEGANO Y FIT ¿SE PUEDE?

Todo es posible si vas detrás de tu objetivo con la información correcta.

Cada vez son más las personas que buscan virar hacia una alimentación basada en plantas, a partir de reducir de a poco las porciones de carne y de otros productos de origen animal. Entre quienes tienen el objetivo, a la vez, de ganar masa muscular, suelen surgir algunas dudas, ya que venían acostumbrados a obtener las proteínas de la carne, el huevo y los lácteos. Si estás en ese grupo y te preguntás si se puede ser vegano y fit al mismo tiempo, ¡claro que es posible!

A todos aquellos que dicen que, por más que hagamos todos los esfuerzos, es inviable combinar estos dos estilos de vida, vamos a enseñarles a mover la cabecita afuera del tupper.

Veamos: ¿qué se precisa para llevar nuestra masa muscular a otro nivel? Una dieta rica en proteínas, una ingesta adecuada de energía y una actividad física en la que tus músculos hagan la suficiente fuerza como para precisar readaptarse y crecer.

¿Algo de todo eso es imposible en una alimentación completamente basada en plantas? Claro que no. Se puede ser vegano y fit al mismo tiempo. La respuesta es un sí absoluto.

De las tres cosas que nombramos, hay dos en las que tu modalidad puede ser la misma que la de un omnívoro.

  • La actividad física que elijas debería combinar fuerza y resistencia y representarte un desafío: cuando tu cuerpo siente el trabajo, busca adaptarse a la nuevo y se genera la hipertrofia.
  • Por otro lado, vas a buscar una alimentación que tenga la suficiente energía para gastar en esa actividad física, incorporando hidratos de carbono (cereales, frutas y legumbres energéticas como la papa, la batata y el choclo) y grasas de buena calidad nutricional (palta, aceite de oliva, semillas). Todo esto, SIEMPRE adaptado a tu requerimiento energético, porque recordá que lo que sobra, aunque sea sano, se guarda.

El tercer punto, que es la importancia de una buena ingesta de proteínas, es el que va a diferir un poco entre una persona con una alimentación omnívora y vos, que querés ser vegano y fit.

  • Como todos, vas a necesitar entre 1,8 y 2,2 gramos de proteína por cada kilo de tu peso; pero, en tu caso, no van a provenir de las carnes, los huevos y los lácteos, sino de las legumbres, la quínoa, el tofu, el seitán, el germen de trigo y la levadura nutricional.
Una alimentación variada es la clave para contar con todos los nutrientes necesarios.

Suelen preguntarme mucho por la complementación proteica, ya que son pocas las fuentes de proteína vegetal que tienen todos los aminoácidos esenciales. ¿Te cuento una regla fácil para poner en práctica?

Cuando consumas legumbres, intentá combinarlas con cereales, semillas, o frutos secos. ¡Y no hace falta que sea siempre en el mismo momento! Hay cada vez más estudios que explican que esta complementación puede hacerse lo largo del día, ya que los aminoácidos de los alimentos se liberan y se absorben de forma gradual.

¡Te dejo un último consejo! Como una alimentación con tanta presencia de legumbres puede hacerte sentir hinchado, es ideal regular bien las porciones de frutas; si bien necesitás energía, es ideal que no provenga principalmente de azúcares que pueden profundizar tu sensación de hinchazón.

Que nadie te diga que no podés. Con buena información y con la ayuda de un profesional, todo es posible. Rompamos juntos los estereotipos y enamorate del proceso, que podés ser, y de sobra, vegano y fit.

¿Querés saber más sobre cómo llevar adelante una alimentación basada en plantas sin que te falten nutrientes? Te invito mi próximo taller, ABC Veggie, el 5 de octubre, a las 19 hs. Podés inscribirte acá.

Deja un comentario